Actividades La energía


Construcción de una cocina solar de acumulación.
Cogemos (o construimos) una caja de cartón o madera de 61 x 51 cm., cubrimos el interior (unos 3 cm.) con bolas de papel, el papel actúa de aislante para que la cocina no pierda calor por las paredes.
Cogemos (o construimos) otra caja de 55 x 45 cm. , la introducimos dentro de caja anterior, elevando su fondo 3 cm.
Rellenamos el espacio lateral entre las dos cajas con bolas de papel (para tener nivelada la caja interior hemos colocado unas tiras de cartón o madera plegadas de 3 cm. de ancho entre las dos cajas)
Ya tenemos construida la base y ahora construiremos la tapa.
Cogemos una caja de cartón que encaje en la exterior (la construimos a medida), le hacemos un corte interior en U de 55 x 45 cm. y doblamos por la línea que no hemos cortado; en la ventana obtenida fijamos el vidrio de 60 x 50 cm. pegándolo con cola.
En el fondo de la cocina colocamos una bandeja de horno negra y los laterales interiores los forramos con papel de aluminio que hace de reflectante. La parte interior de la tapa también la forramos de papel de aluminio.
Para cocinar utilizaremos una cazuela negra (absorbe más los rayos del sol).
Colocamos la cazuela en el interior, ponemos la tapa, orientamos la cocina al sol, inclinamos la tapa para recoger los rayos solares y a esperar.


UNA COCINA SENCILLA
Podemos construir una cocina más pequeña utilizando tres cartulinas DIN A 4 y plástico en vez de cristal.
CAJA EXTERIOR
Para la caja exterior marcamos unas líneas a 4 cm. de los bordes sobre una cartulina blanca
Damos cuatro cortes (líneas gruesas), doblamos (líneas finas) y pegamos el recuadro rallado para construir la caja exterior.
CAJA INTERIOR
En una cartulina negra recortamos una tira de 4 cm. a lo largo y una tira de 4 cm. a lo ancho.
En el recuadro resultante marcamos cuatro líneas a 3 cm. de los bordes y damos un corte a la línea gruesa, doblamos por la línea fina y pegamos para construir la caja interior.
TAPA
En una cartulina blanca recortamos una tira de 4 cm. a lo largo y otra tira de 4 cm. a lo ancho.
En el recuadro resultante marcamos cuatro líneas a 2 cm. de los bordes y damos un corte en las líneas gruesas, doblamos las líneas finas y pegamos, formando la tapa
En el recuadro interior marcamos un recuadro a 1 cm. por cada lado y recortamos las líneas gruesas en forma de U, doblando por la línea fina. En esa ventana pegamos el plástico transparente. En la cara interior de la ventana pegamos papel de aluminio para reflejar los rayo del sol.
Para montar la cocina, rellenamos la caja exterior con 1 cm. de bolitas de papel como aislante, introducimos la caja interior (para separar las cajas utilizamos tiras de cartulina de 1 cm. de ancho plegadas en acordeón) y a continuación colocamos la tapa.
Para cocinar colocamos la comida en el interior, la tapamos, la orientamos al sol y colocamos la ventana con una inclinación adecuada para reflejar al interior los rayos del sol.